Ollantay una leyenda inca

Todas las personas de la tribu del Inca siguen las leyes de su gente, el problema es que una hija del sol no podría estar con un hijo de la tierra y las montañas, pero eso es algo que evidentemente no era un impedimento para que se enamoren sin remedio alguno y sufran las consecuencias de tal amor imposible. Él era Ollantay de nombre y un guerrero sin igual, el Inca lo estimaba mucho porque servía a su pueblo, era leal y ganaba todos los combates. La hija del Inca era más preciada todavía porque la adoraba y siempre cuidaba, su nombre era Cuyllur.

El Inca se enojó mucho cuando Ollantay pidió la mano de su hija, no solamente se enojó, sino que lo mandó a encerrar, pero él se escapó. De todos modos, no podía dejar libre a Cuyllur con miedo de que se encuentren o cualquier otra cosa, por eso es que mandó a encerrar a la estrella en un templo del sol, allí estuvo aislada de todo hasta que su amado Ollantay la salvó.

Ollantay una leyenda incaComo resultado de la profanación del templo para salvarla y del amor imposible que jamás sería aceptado, sucedió que el Inca tomó la determinación de asesinar a Ollantay y así lo hizo. Cuando a su hija no le quedó más consuelo porque muerto estaba su amado, luego de tanto la desterró de su tierra por la traición a las leyes del Inca que habría cometido con sus actos de amor al Titán de Los Andes.