Los niños de la carretera Aguascalientes

Cuenta la leyenda que hace muchos años un par de niños se encontraban jugando en medio de la carretera a Aguacalientes. El mayor de ellos tenía seis años y el menor apenas cinco. Ambos corrieron con la mala suerte de ser atropellados en medio de su divertida e inocente faena. Al darse cuenta de lo ocurrido, sus padres lloraron la pérdida y decidieron colocar un par de cruces a un costado de la carretera, a la altura de donde ocurrió el accidente.

Con el pasar de los años, una familia se encontraba de viaje para celebrar con otros parientes una de las regiones aledañas. El festejo se extendió y era muy tarde para regresar a casa, por lo que la mujer insistió en quedarse y regresar al día siguiente, pero su esposo prefirió devolverse a Aguacalientes en ese momento.

Los niños de la carretera AguascalientesAl pasar de nuevo por la carretera, la pareja vio a un par de niños jugando a uno de los costados de la misma, y pese a que era extraño por la hora y el lugar, estaban tan cansados que prefirieron no hacer caso a lo que vieron y seguir su camino. Sin embargo, unos metros más adelante, empezaron a percibir un olor fétido y sintieron asco. El hombre detuvo el auto y al mirar hacia atrás, tanto él como su esposa se dieron cuenta de que los mismos niños que habían visto poco antes estaban parados justo detrás del vehículo con los rostros totalmente destruidos y como si estuvieran muertos desde hace muchos meses.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: