Leyendas italianas cortas

Victoria de Tívoli. Durante el año 250 D.C se cuenta la leyenda de Victoria de Tívoli que es una mujer llamada nada menos que Victoria que vivía en Tívoli, la misma estaba comprometida y muy enamorada de un hombre que tenía de nombre Eugenio y era también romano, por eso pronto se estarían casando y amándose para siempre, pero entonces es que un amigo del hombre le pidió al mismo tiempo la mano a Santa Anatolia que era la hermana de esta, siendo muy cristiana no solamente rechazó la oferta de casamiento, sino que habló con Victoria diciéndole que la virginidad es algo muy sagrado de la vida que no se debe perder, entonces de tanto hablar la convenció para que rompa con su compromiso y le dedique su alma de Dios en modo de hacer una vida justa y sana, así lo hizo, pero claramente los hombres ya rechazados se sintieron muy mal y quisieron venganza.

Dice la leyenda que el amado de Victoria le abría clavado un puñal en el corazón, pero también cuenta que luego de 6 días su muerte, en el brazo le agarró lepra y por eso es que murió muy rápidamente comido por gusanos, mientras que otras leyendas cuentan que ella tenía una cueva en donde se escondió durante 6 días y hasta le atribuyen la muerte de un dragón en sus manos, en las actuales representaciones la muestras con un puñal clavado en el corazón, pero al mismo tiempo tiene una lanza en sus manos para mostrar sus dos versiones a la vez.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: