Leyendas francesas

El Wivre del Grisy. Un hombre se quedó un tiempo más de lo que debía a cercanías del rio Grisy, su trabajo le pedía que esté por allí, aunque ya era un hombre mayor solía hacer horas extras bastante seguido, lo que le ocurrió a este hombre fue increíble y solo salió a la luz cuando fue corriendo a la gente de pueblo para contárselo.

Mientras estaba cerca del rio Grisy encontró un diamante de tal espesor, pureza y brillante que no podía mirarlo directamente, tanto se sorprendió por ver algo así que nunca en la vida había pensado que podría llegar a encontrar, de pronto sintió la necesidad de pellizcarse pensando que se trataba solamente de un sueño o una alucinación, pero era real, lo que sucedió luego fue la peor parte y es que al lado de esta maravillosa joya que nunca antes había visto encontró a una criatura que daba mucho miedo, salió corriendo despavorido a contarle al pueblo lo que había visto, no lo podía creer y en la huida claramente había perdido el diamante.

La gente del pueblo que lo escuchaba era bastante escéptica aunque todos podían ver que estaba muy agitado porque algo había vivido aunque no sea lo que contaba, luego de esto una anciana sabia del pueblo les contó a todos que el Wivre es la serpiente con alas que tiene un diamante incrustado en la cabeza, este animal siempre está de aquí para allá cuidando del tesoro, pero solamente lo abandona cuando entra a bañarse en el rio Grisy según la leyenda de sus ancestros.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: