Leyendas de mesopotamia

Ara Puiré. La leyenda de Ara Puiré es una de las más conocidas historias difundidas por los antiguos pobladores de la Mesopotamia, en ella se cuenta la historia de Ara Puiré, un hermoso joven que es hijo del sol y la luna, el mismo descendió del cielo en una tarde tranquila y a la vista de todos, bajaba como si flotara, era un hermoso bebé que estaba completamente envuelto en una manta de oro. El niño creció, fue criado por las tribus locales y se convirtió rápidamente en un joven habilidoso, atlético y bien formado, poseía ojos color cielo, cabello rubio rizado y labios rojos como flores, era realmente hermoso de ver y sobresalía de entre los demás niños de la región, los cuales poseían una piel bronceada por el sol y cabellos negros, largos y lacios. Ara Puiré escondía una personalidad horrible detrás de su aspecto, pues en realidad era malvado, estaba completamente gobernado por su ego, pues sabía que era hermoso e hijo del sol y la luna, entonces siempre le recordaba esto a las personas que le rodeaban y se burlaba de otros niños, también ofendía a la naturaleza, pisaba insectos, maltrataba animales, cLeyendas de mesopotamiaortaba flores y arrancaba ramas de los arboles sin sentido alguno, todos conocían ampliamente el verdadero carácter de este joven, pero nadie podía enojarse con él, ni guardarle rencor alguno, pues su hermosura poseía un efecto hipnótico en quien lo veía, el cual hacia que se olvidaran todos sus malos actos e inmediatamente era perdonado por cualquier ofensa.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: