Leyendas de ecuador

El padre Almeida. La leyenda del padre Almeida se trata de una imagen que se encontraba junto con el aguardiente que al padre de la iglesia le gustaba beber todas las noches, él tenía que pasar por la figura de Cristo para poder tomar su botella y de ahí tal vez partir o tomarla ahí mismo, eso no estaba bien para nadie que tenga una comunión con Dios como la tenía este hombre que había nacido para servirle en todo momento, pero de pronto perdió el camino y se dio a la bebida, pero Cristo siempre lo podía ver y él juraría que la estatua movía sus ojos o incluso su rostro para poder mirarlo cuando tomaba su alcohol.

Todo sucedió igual hasta que un día estaba yendo por su botella como siempre y cuando pasó por donde estaba Jesús, este se giró la cabeza y lo miró, entonces delicadamente le preguntó ¿Hasta cuándo padre? El respondió hasta la vuelta y salió rápidamente de la parroquia, ya había bebido bastante, pero entonces se chocó con unos hombres de negro que llevaban un ataúd, él pensó que se trataba de un animal, Leyendas de ecuadoral chocar cayó en dimensión de lo que era y se fijó que había dentro del mismo y era nada menos que su cuerpo, se asustó muchísimo y lo tomó como una señal, luego de ese día nunca más volvió a beber y dicen que el Cristo está más sonriente que antes porque el cura se sanó.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: