Leyendas de Chile

Los socavones de Pica. Llegaron los españoles a donde se ubicaban los nativos, ellos estaban en sus vidas tranquilas y eran pacíficos, no tenían ninguna intensión de pelear contra nadie porque no habían nacido para el combate y por eso no se presentaron como una amenaza, sin embargo cuando bajaron de sus barcos resultó que a uno de los españoles de nombre “Dámaso Morales” se le habría ocurrido que sería una excelente idea pedirle la mano a la hija del cacique porque se encontraba enamorado de ella a primera vista, no eran malas sus intenciones con la muchacha, pero es que el cacique no lo permitiría así como así.

Llegó el español a donde se encontraba el padre para preguntarle acerca de lo que sentía por su hija y entonces él rotundamente se negó, pero Dámaso Morales siguió insistiendo hasta las últimas consecuencias y entonces obtuvo una mejor respuesta para sus pensamientos, le habría dicho que tendría que llenar de flores todo el sitio que va desde Pica a Mantilla, se esforzó día y noche el muchacho y lo consiguió.

Los socavones de PicaLleno todo el valle de cóncavos que luego florecieron y de este modo es como obtuvo la mano de la mujer de sus sueños sin llegar a ninguna batalla para poder lograrlo, nadie podía creer en la tribu que él haya podido hacer la petición tal como se le pidió y tampoco se podía entender que el cacique le diera a un español la mano de su hija, pero así sucedió en esta leyenda

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: