La Cruz de los Milagros

En la ciudad de corrientes, Argentina, se encuentra una iglesia llamada la Iglesia del Milagro y debe su nombre a una famosa cruz que se alzó durante la época colonial, y que todos conocen como La Cruz de los Milagros.

Según cuenta la leyenda, cuando los colonizadores españoles fundaron la ciudad San Juan de Vera de las Siete Corrientes (hoy, solo Corrientes) decidieron erigirla como símbolo de su fe en Dios. Para su construcción utilizaron troncos y ramas secas que había en el área.

A los indígenas guaraníes, a quienes los españoles derrotaban a diario, les pareció que los blancos debían su fuerza a la cruz por lo que tomaron la decisión de quemarla. Aprovecharon una mañana en la que los españoles dejaron el fuerte y un gran grupo de indígenas se aproximó a la imponente cruz para hacer la hoguera.

La Cruz de los MilagrosAlgunos de los españoles que quedaban, al darse cuenta y estando en desventaja por números, corrieron a esconderse entre los matorrales para ser testigos de lo que ocurría sin ser descubiertos. Mientras tanto, los indios hacían lo propio, pero por algún motivo las llamas no se consumían en la madera de la cruz, si apenas la rodeaban.

Frustrado en su fechoría, uno de los indígenas tomó una rama y la encendió para acercarla a la cruz, pero en cuestión de segundos apareció una nube en el cielo y desprendió un rayo que fue a dar justo donde se encontraba el indio, dándole muerte en el acto.

Tanto los indígenas guaraníes como los pocos españoles que estaban escondidos entre la maleza fueron testigos de lo sucedido y salieron despavoridos al verlo. Así pues, los indios se convencieron de que hasta el mismísimo cielo protegía a los españoles y la historia fue contada entre ambas civilizaciones por generaciones.

Actualmente, La Cruz de los Milagros se encuentra custodiada en una caja de cristal de roca donada por los españoles, dentro de la Iglesia del Milagro en la ciudad de Corrientes.

LEYENDA ANTERIOR: