Leyenda de santa claus

Claus, el mítico personaje navideño que sale del Polo Norte todos los 24 de diciembre a entregar regalos a los niños buenos de todo el mundo es una creencia que data no de tantos años como creemos y sus colores y formas han ido cambiado más por la comercialización del mismo que por alguna religión o cultura en particular.

A este personaje se le ha conocido con diversos nombres, Santa Claus es solo uno, Papá Noel es otro, San Nicolás también y así como estos tres una decena más. Su inmersión en la cultura cristiana tiene que ver con la antigua leyenda solar del solsticio del invierno, uno que los católicos del momentos adaptaron a la figura de un obispo griego de nombre Nicolás que vivió en el siglo VI en la ciudad de Anatolia (Turquía).

santaEn la edad media era una de las deidades más veneradas y hasta el sol de hoy sus pertenencias, ya convertidas en reliquias, se conservan en la Basílica de San Nicolás en Bari (Italia).

Hoy día
Obviando la historia real de los libros de historia sobre este personaje tan controversial, Santa Claus es un viejo regordete entusiasta que vive en el Polo Norte junto a su esposa y millones de duendes que le ayudan a fabricar todos los juguetes que reparte año tras año.

Según la creencia, este señor mete todos los juguetes debidamente envueltos en un saco mágico donde nunca deja ninguno por fuera y sale a las 12:00 am del 24 de diciembre repartiendo de forma automática y veloz estos regalos a todos los niños que se portaron bien durante el año.

Su trineo, tirado por una serie de renos que son liderados por el más joven e introvertido de todos, llamado Rodolfo. Este último ilumina la noche con su nariz roja estilo faro.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: