La leyenda del origen de Nepal

Nepal es un sitio único y mágico que posee un encanto propio de la región, mezclado con la cultura milenaria que poseen sus pobladores y por supuesto las leyendas que hacen de este sitio un lugar aun más fascinante. En esta ocasión queremos contarles la leyenda de la fundación de Nepal, una historia que demuestra en sentido figurado un suceso que en verdad pudo haber ocurrido según expertos de distintas partes del mundo, lo cierto es que como protagonista de esta historia tenemos al primer Buda, el cual residía en medio del valle de Kathmandú.

Esta leyenda nos cuenta que el primer Buda o Buda primigenio habitaba en el valle de Kathmandú, el cual en ese entonces era un hermoso lago color turquesa que atraía a peregrinos de todas partes del mundo, allí en medio de las aguas vivía el primer Buda en forma de una hermosa flor de loto que irradiaba una hermosa luz divina, esta forma es conocida como SWAYAMBHU. Todas las personas que llegaban al lago adoraban a la flor de loto, hasta que un día llegó al lugar un santo venido desde China, el cual no se conformó con ver la flor desde la orilla del lago, entonces corto un pequeño trozo de la montaña circundante con su espada y toda el agua del lago se escurrió por esa abertura, de este modo la flor de loto quedo sobre el suelo seco y allí mismo se construyó el primer templo de Buda, allí también se creó Nepal. Lo curioso de esta historia es que según datos científicos este lugar verdaderamente era un lago en la antigüedad, así como también existe una abertura en las rocas por donde se escapa el agua de lluvia.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: