La leyenda del niño oculto

Un pequeño se acercó a la casa de un hombre anciano para pedirle dulces en la madrugada del 1 de noviembre, pero él se negó. Tras la insistencia del muchacho, el anciano le preguntó por qué quería tanto los dulces, pero el chico dijo que eran para otro niño que vivía en la casa de al lado, cosa que extrañó mucho al anciano porque nadie había en esa casa y estaba abandonada hace años.

La conversación entre el anciano y el niño siguieron de camino a la casa para poder demostrarle que nada raro había allí, pero entonces cuando abrió la puerta ambos vieron la cara pálida de un niño que estiraba la mano para que le den dulces. No solamente cerró el hombre la puerta y salió corriendo, sino que aquella noche no durmió y la siguiente fue directo para hablar con la hechicera del pueblo que podía tal vez decirle que era lo que vio.

La leyenda del niño ocultoLa mujer le comentó una leyenda bastante triste que trata sobre un pequeño que fue hijo de una chica, entonces debía ocultar a su hijo y su padre se encargó de mandarlo a una habitación en donde nadie pudiera verlo, desde recién nacido no lo quisieron y luego la madre encima falleció, con el tiempo también lo hizo su padre. Al estar encerrado con 6 años Miguel, nadie podía escuchar sus llamados de auxilio y murió entonces de una forma muy fea en ese mismo lugar. Cada día de los muertos sale para poder pedir su calaverita y dulces a la gente feliz.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: