La calle Gonazles Saracho

Desde años atrás se cuenta en la calle llamada Gonzáles Saracho, en la hora del Alba deambula o se aparece un fantasma, pasea por toda esa calle, y sigue el camino que lo lleva directo a la puerta de San José, donde hora unos minutos y desaparece. Cuentan que un hombre adinerado habitaba esta calle a principios del siglo pasado y dice la leyenda que también en el siglo pasado había muchos amigos de lo ajeno y que este hombre temeroso de que le fueran a robar su capital se decidió a enterrarlo en el jardín delantero de su casa, el secreto de su tesoro lo tenía bastante guardado el hombre paseaba por toda la calle y cuando caminaba por el frente de su casa solo se sonreía, dicen que un día mientras hablaba de lo bien que le hacia ver el jardín de su casa callo fulminado de una enfermedad desconocida le quito el habla y la movilidad, la última noche antes de morir quiso hablar con su mujer pero ya no pudo con la mirada le señalaba el jardín pero nadie entendió lo que era su última voluntad.

La calle Gonazles Saracho-Su secreto se lo había llevado a la tumba, nadie supo del tesoro, no se sabe si alguien lo encontró o todavía se encuentra sepultado en aquel lugar, lo que sí es seguro es que después de su muerte los vecinos aseguraban que se aparecía todos los días a la misma hora que falleció, caminando por la calle frente a su casa cuidando su tesoro. Aun en estos días persiste la creencia por lo que muchas personas se rehúsan a atravesar esta calle a altas horas de la noche e incluso en la esquina con Zaragoza hay un letrero antiguo donde dice que se conoce a esta calle como la calle del terror.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: