Una leyenda de sirenas

Una sirena que toca la guitarra. En Nueva León se cuenta la leyenda conocida de que una mujer desobedeció a la madre cuando ella le decía que no valla a la laguna en el día santo y entonces como castigo fue convertida en sirena, pero no todo queda ahí porque desde entonces la gente la ha visto cantando y llamando a los hombres para que se metan en el agua hipnotizados por su canto, sin embargo se dice que una pareja habría ido a la laguna a pescar y dejaron sobre la tierra una guitarra que ellos habían llevado, la sirena se las robó y luego siempre cuando la ven, dicen los comentarios que ella canta mientras toca una guitarra.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: