Nunca cierres los ojos

Nunca cierres los ojosCuenta la leyenda, que un niño que se llama Mateo, el cual su madre lo había visto ahogándose en la bañera, sin embargo,  pero apenas y lloraba y no pedío auxilio. Cuando llegó la hora de irse a dormir, Mateo no quería cerrar los ojos, estaba en su habitación como en estado de shock, algo muy poco normal en un niño de su edad. No quería jugar con sus juguetes, y no reaccionaba a lo que le decían sus padres.
Los padres comenzaron a alarmarse, sobretodo su madre, que veía como su hijo no quería separarse de ella ni un solo momento. Tampoco quería comer, por lo que decidieron llamar al médico. Cuando el doctor llegó, la madre decidió irse a dormir, ya que no aguantaba un segundo más despierta, en ese momento mientras el doctor cuidaba de su hijo, ella decidió tomarse un baño relajante.
Cuando el niño vio que su madre iba hacia el baño, le gritó que no fuera ahí, pensando que era una reacción normal a lo que le había sucedido a él. Intentaron calmarle por todos los medios, diciéndole que ahora no iba a pasar nada. El niño estaba más nervioso de lo normal, sin embargo, mientras lloraba, todos pudieron escucharle decir, él está ahí y te atrapará si cierras los ojos.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: