Leyendas muy cortas

La ultima oportunidad. En un pueblito muy conocido cerca de playa, existió una pareja de casados, eran muy felices, vivieron muchos años casados hasta que el marido entró en el mundo de los vicios, y la esposa después de intentar ayudarlo y fracasar en cada intentó decidió separarse por el bien de los dos y evitarse más problemas.
El señor se llamaba don Pedro, después de la separación se hundió más en el alcohol, todo el día fumaba y siempre andaba como loco por el vicio. Se acordaba de su esposa y la buscaba pero ella le decía que mientras siguiera con sus vicios ella no volvería.
Un día en una fiesta de sus amigos, tuvo un problema con sus amigos y decidió irse del festejo, pero cuando se subió al auto que el traía se quedó dormido de lo borracho que andaba. Cuando se escuchó un ruido muy extraño el despertó pero no vio nada, sólo escuchaba el ruido de unos tacones, había mucha neblina, sólo alcanzó a ver el cuerpo de alguien con una gabardina y capuchón puesto, se seguían escuchando los tacones conforme iba caminando lo que él veía, cuando de pronto se le aparece un rostro horrible, todo quemado, rojo ardiente y con Olor a azufre.
Leyendas muy cortasDon Pedro salió corriendo hacia dentro de la casa de la fiesta, gritando muy asustado les dijo lo que se le había aparecido a lo que nadie le creyó por lo borracho que lo habían visto. Don Pedro jamás volvió a tomar, no quería volver a ver ese rostro tan tenebroso, ya que él lo tomo como una advertencia o una última oportunidad para cambiar.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: