Leyendas mexicanas cortas

Leyendas mexicanas cortasLa leyenda de Tepoztecatl. Tepoztecatl era hijo de una princesa, la cual había quedado embarazada cuando el dios Ehecatl se enamoró perdidamente de ella.

Los padres de la princesa no estaban contentos con el embarazo de su hija, así que al nacer la obligaron abandonar al recién nacido sobre un hormiguero, pero en vez de que las hormigas lo devoraran, estas lo alimentaron. Al ver esto los padres de a princesa lo tomaron y lo colocaron sobre un maguey, pero esta vez el maguey cuido al bebe alimentándolo desde sus hojas, después lo coloco en una de ellas y lo coloco en el rio para que entrara en un pueblo. Al hacerlo una pareja lo encontró y decidió adoptarlo.
Cuando Tepoztecatl creció ayudo a los habitantes de Cuernavaca a derrotar a un monstruo el cual aterrorizaba la ciudad. Después de derrotarlo lo recibieron en la ciudad como todo un héroe y lo festejaron, pero cuando termino el festejo y todos se fueron, Tepoztecatl aprovecho para llevarse el sonoro teponaztli, el cual utilizo para llegar al cerro de Tepozteco.

————-

Leyendas mexicanas cortasLa encantada. Cuentas las historias que hay una pequeña laguna la cual es nutrida por el rio San Felipe, a ese lugar la gente solía ir a bañarse y a bañar a sus caballos, todos los días estaba normalmente repleto de personas que acudían por una u otra razón.

Un día una joven muy bonita decidió ir a la laguna, pero al llegar esta estaba sola, decidió entrar a bañarse, poco tiempo después encontró una jícara color rojo y comenzó a bañarse con ella, al hacer esto quedó paralizada y comenzó a hundirse dentro de la laguna y pronto se ahogó. Después de un tiempo al ver sus padres que ella no llegaba decidieron ir a buscarla, pero no la encontraron, pronto el pueblo entero se unió en su búsqueda pero lo único que encontraron fue aquella jícara roja.
Tiempo después unos hombres acudieron a la laguna a bañar a sus caballos, al llegar encontraron una mujer hermosa bañándose, ellos por respeto no entraron y solo dijeron que esperarían a que ella terminara, pero la mujer los invito a entrar, al entrar al agua los hombres quedaron paralizados y poco a poco se comenzaron a hundir en el agua, pero uno de aquellos hombres llevaba atado a su caballo para comenzar a bañarlo, el caballo se asustó de repente y comenzó a correr llevándose consigo al hombre. Al alejarse del lugar el hombre volvió en sí y paro al caballo, cuando llego al pueblo hacer atendido por los golpes que le produjo el caballo al arrastrarlo, este conto su historia y todos subieron a buscar al resto de los hombres, pero solo encontraron una jícara roja. Desde entonces las personas han dejado de acudir aquella laguna por miedo a que aquella mujer se los lleve.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: