Leyendas del estado de hidalgo

 

Leyendas del estado de hidalgoEl dueño de las 99 haciendas. Cuenta la historia de un hombre acaudalado y codicioso, además de temido y una mala persona para la sociedad, él quería poseer 100 haciendas, pero esto no le era permitido, entonces estaba aún más enojado. Se comentaba que cada cosa que sucedía dentro de sus mansiones era un infierno, ya que a todos sus empleados los trataba muy mal, no importa en cuál de las 99 casas trabajara de igual modo, todos recibían algún castigo por algo. Durante el día de su muerte, Pánfilo, estuvo solo, nadie fue a su funeral, excepto un amigo el cual era tan malo como él, pero nadie más. Dice la leyenda que el día siguiente su cuerpo apareció junto a una fosa, nadie lo habría movido, volvieron a poner el cuerpo donde iba, pero volvió al lado de la fosa. Un sacerdote dijo que ni la Tierra quería aceptar a un ser tan maligno, por eso lo llevaron hacia un cráter y lo tiraron desde arriba, los que fueron dicen que unas manos aparecieron desde abajo para llevarse el cuerpo con ellos que según parecía lo estaban esperando.

Leyendas del estado de hidalgoLas tres fuentes: Estando por el año 1720 cuenta la leyenda de Las 3 fuentes que no llovía hace ya un año entero, nadie podía entender porque ni hacían nada al respecto, pero sin embargo los depósitos de agua ya se encontraban vacíos, en caso de que una lluvia no pase por la ciudad los aldeanos iban a morir de sed y hambre, por eso se hace un acuerdo para pedirle ayuda a la Providencia, para que vuelva a llover. El ritual se hizo un 10 de noviembre a las 9AM, nadie acordó donde, pero pudieron encontrarse todos en la plaza principal, aunque iban 3 grupos diferentes, estaban comprometidos a pedirle piedad a Dios y hacer misa para que llueva, uno de los grupos se paró en lo que ahora es la Torre Independencia, otro en la esquina de Morelos y Mina, por último el tercero por Tres Guerras y el callejón de Mosco. Cuando la gente al fin comienza a adorar, el cielo se oscurece y comienzan a caer las primeras gotas de lluvia, la gente estaba muy feliz por lo que habían conseguido, luego de todo esto se mandaron a construir los depósitos de agua en los sitios donde estuvieron parados, los llamaron Fuente de San Miguel, Fuente de los Limones y Fuente de las Tres Coronas, desde aquel momento abastecieron siempre de agua a todo el lugar.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: