Leyendas del estado de durango

El toro con los cuernos de oro. Un día un hombre caminaba por uno de los montes del estado de Durango, cuando de pronto encontró una gran cueva de la cual salió un gran toro negro con cuernos de oro, el hombre decidió no correr y burlo al toro para poder entrar a la cueva, ya que había escuchado rumores acerca de una cueva repleta de oro.
El hombre al entrar rápidamente se encontró con una gran víbora, la cual lo enredo con su gran cuerpo, pero no lo lastimo, al contrario, lo dejo libre y lo guio al interior de la cueva. Después de unos minutos llego a una gran caverna de la cual emergía una luz. Al entrar el hombre descubrió un gran tesoro y una mujer la cual le dijo que aquel tesoro seria de el si podía llevárselo todo en un solo viaje. El hombre sabía que era imposible por lo que decidió salir, al intentar hacerlo se encontró con el toro. Al acercar el toro el hombre lo agarro y cuando lo hizo el toro comenzó a correr a la salida de la cueva, el hombre se aferró hasta que el toro lo saco de la cueva. Al día siguiente el hombre despertó debajo de un árbol, esa noche volvió a intentar entrar a la cueva pero ya no logro encontrarla.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: