Leyendas de taxis

Una mujer estaba bien apurada porque tenía que salir de debajo de la lluvia, ya que hace tiempo se venía mojando, se topó con un joven que debía ir a la farmacia y necesitaba un taxi, pero cuando luego de mucho uno se frenó, él la dejó subir y le dijo que valla tranquila, así fue que le indicó al chofer donde debía ir y él tomó otro rumbo, agarró por calles que no debía, ella quiso abrir la puerta pero no se abría, las ventanas, pero realmente no había caso, comenzó a lastimar al chofer para que frene, pero solo logró quitar trozos de la podredumbre de su cara. Nadie volvió a saber de ella, detrás, el taxi tenía un cartel que decía”Apurados como tú encuentran la muerte”.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: