Leyendas de navidad

Leyendas de navidadLa noche buena. En México era costumbre que los fieles llevaran regalos a el niño Jesús durante la misa de Nochebuena.

Un chico llamado pablo, estaba muy triste al no poder darle un obsequio a en Niño Dios, era demasiado pobre y no tenía nada que ofrecerle, tras eso el niño se deprimió llorando en un rincón de la iglesia arrodillado, lloro amargamente. Las lágrimas resbalaron por su rostro y cayeron al suelo de la iglesia.

De repente, enfrente del, una preciosa planta empezó a crecer. Sus hojas eran de un rojo encendido, estaban dispuestas en forma de estrella en el mismo centro, un manojito de menudas flores amarillas la inundaban de luz.
Pablo supo que eso que acababa de suceder fue un regalo de dios que le mando para que se lo ofreciera a su hijo recién nacido y feliz como nunca, deposito aquella estrella preciosa a los pies del Pesebre.
Así cuentan que pasó y que desde aquella noche la Poinsetti se vuelve roja en navidad.

Los Dones de cada Reno de Santa Claus
Se sabe que cada reno tiene un don o una magia, que hace a Santa y las demás personas a estar siempre feliz.
Rudolf se encarga de todo los renos, con su nariz ilumina el camino durante la tormenta de navidad, Dasher tiene el don de guiar al igual que Dancer, Prancer es el más hermoso de los renos, y su don es la resistencia, Vixen es la más hermosa de los renos, al igual que Prancer su don es la resistencia, Comet tiene el poder mágico de repartir felicidad e ilusión que atrae la llegada de Santa Claus, Cupid es la encargada de dar amor y alegría de Santa Claus a el mundo entero, Donner y Blitzen son poseedores del espíritu de trueno y relámpago respectivamente.
Se dice que si algún día se llega a perder un reno la navidad no podrá llegar a los hogares ya que se necesita

Santa Claus y su fábrica
Los renos mágicos son los que se encargan de llevar el trineo el día de navidad estos renos son 8, y cada nombre de ellos tiene un origen y al final se unió Rodolfo uno de los mas mencionados el famoso naricita roja.
Se cuenta que los renos viajan a una velocidad rapidísima para poder entregar los regalos en una sola noche a todos los niños el mundo.
Los regalos que reparten son creados por duendes navideños que trabajan durante todo el año diseñando y fabricándolos.
Mientras Santa lee cada una de las cartas que los niños le mandaron durante el año, allí es donde verifica si los niños se portaron bien todo el año, y si merecen carbón o merecen solamente una piedra de carbón.
Durante el día 24 de diciembre Santa prepara todo para su viaje y nunca falta debe faltar su polvo mágico, saco rojo y por supuesto sus fieles renos para así llegar por la noche a los hogares de todo el mundo.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: