Leyendas de honduras

Este era un chico que decidió alejarse de la casa de su mama a los 19 años, el se fue a la costa norte, sus únicas prendas eran algunas prendas viejas, al pobre Gerardo le toco dormir en las frías aceras, una de esas noches un hombre tropezó con el. El joven desperto de inmediato y le dije que tubiera mas cuidado, a lo que el hombre que tropezo con el le respondio que como estaba muy oscuro que no vio que era una persona la que estaba sobre la banqueta.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: