Leyendas de hidalgo

by Cuentista on 19/04/2013

Leyendas de hidalgoEn el lugar donde ahora es la presidencial municipal de Cuautepec, antes había simplemente una fábrica textil, donde algunos de sus empleados una noche se quedaron en una fiesta que terminó a altas horas, uno de ellos se fue hasta su casa en Tulancingo, pero ya era de madrugada, entonces en el camino encontró a una mujer con túnica blanca, pero cabello negro, muy bella era la chica, él la comenzó a perseguir, pero ella aceleró el paso para que no pudiera ver su rostro.

Cuando el hombre la pudo alcanzar y estar de frente, su pelo cubría la cara y la luz solo le permitió ver que los pies parecían los de un gallo, no de una persona, se asustó tanto que comenzó a correr bien rápido hasta que llegó a una tiendita que había en el lugar, encontró sentado a un hombre con quien comenzó a hablar y comentar todo lo que había visto, le dijo que vio las patas de gallo, él se levantó el pantalón y le preguntó si eran iguales a las suyas.

El hombre comenzó a correr desesperado hasta la casa, se volvió loco por el susto y se dice que a los pocos días murió, sin embargo nadie volvió a pisar esa tiendita.

 

Leyendas de hidalgoMayáhuel en sus comienzos era una joven muy bella que tenía mala suerte de vivir con su abuela, quien era una Tzitzímil.

El Dios Quetzalcóatl un día vio a la joven y se convenció de bajar a la tierra para amarse con la forma de dos ramas, pero cuando lo hicieron se dio cuenta la abuela que su nieta no estaba, dio aviso a todas las demás que son como ella para que la busquen por todos lados, aunque nada encontraron, cuando estaban por rendirse, la abuela vio que se movió la rama en la que estaba convertida su nieta y la descubrió por eso la despedazo y dejó todos sus restos, Quetzalcóatl quien estaba muy quieto en su posición, levantó muy triste los restos de la joven que amó, los enterró y de ella es que creció la planta Mayáhuel que sirve para sacrificio de los dioses, para rituales y muchas otras cosas.

Leave a Comment

LEYENDA ANTERIOR:

SIGUIENTE LEYENDA: