Leyendas de halloween

Leyendas de halloweenHabía una vez un hombre, el cual no se portaba nada bien con su familia, tenía 2 hijos, un niño y una niña, sin embargo, les hacía muy poco caso puesto que siempre estaba fuera de casa. Su vicio principal era beber, y siempre acababa borracho en el bar.
La mujer ya no sabía qué hacer, no sabía a quién pedir ayuda, por lo que optó por dejarlo en manos del chamuco.
Una noche bastante calmada, eran las 00.00 y el hombre todavía no había llegado a casa, se pasaba las horas en el bar y siempre llegaba borracho dándoles una imagen lamentables a sus hijos.
De pronto, cuando el marido salió del bar, apareció el chamuco, el cual le empezó a explicar que si seguía así acabaría en el infierno, lugar donde acaban todos las malas personas que no cumplen su ley de vida. El hombre sabiendo que su estado de embriagadez no era el más adecuado le asentía con la cabeza.
El chamuco al ver que no le hacía mucho caso decidió mandarlo al fuego, y es cuando el hombre se percató realmente del peligro que se le venía encima. A la mañana siguiente despertó en su cama, con la atenta mirada de sus hijos y su esposa, confuso, explicó que abia tenido un ultimátum, y al ver que iba en serio decidió cambiar.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: