Leyendas de espanto

Tenia 17 años cuando vivía con mi madre, una noche me encontraba despierto cuando de repente escuche unos golpes en la puerta así que fui abrir la puerta, para mi sorpresa era una niña muy rara la que se encontraba, tenia ojos negros y escalofriantes, su rostro era pálido.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: