Leyendas de durango

by Cuentista on 31/10/2012

Leyendas de durangoEl fantasma que transita en las calles de Durango. Principalmente es visible en las ultimas cuadras del oriente de la calle, hoy llamada del negrete, era el fantasma de una mujer vestida de luto y estaba en un solar llamado las animas, que esta ubicado donde hoy es la penitenciaria del estado, el hecho de que toda su caminata del aquel espectro dando los primeros gemidos que Asia poner los pelos de punta a quien se le origino que se le diera el nombre de la llorona.

Contándose de que algún curioso que se atrevía asomarse a la ventana seria desmayado al ver al rostro aterrador de la triste y atormentada, los sacerdotes y las personas más conspicuas de ese entonces decían que se trataba del alma de una mujer y sin que se pudieran adivinar las causas dio muerte a sus tres pequeños hijos.

Desde entonces cada año se vino apareciendo la llorona dando origen a que la calle donde apareciera le decían calle la llorona con el cual figuran un tramo de la ciudad levantada en el año de 1811.

Consumada la independencia y en virtud de las primeras calles de la llorona fue el teatro de un sangriento combate librado el 30 de septiembre de 1821 entre las fuerzas del general insurgente Pedro Celestino Negrete y las tropas realistas.
En memoria del caudillo la calle lleva su nombre “Negrete” que consumo la independencia en Durango.

Es ese misterio y la gran incógnita por entender los sucesos a veces extraordinarios es lo que lleva a la gente a seguir contando estas historias con el paso del tiempo y convertirlas en un verdadero sello de la cultura de nuestro estado.

La monja de la catedral
Leyendas de durangoUna leyenda de los años 50 que cuenta que Beatriz una joven devota de la iglesia quien descubre el amor por un soldado francés, en medio de la invasión de dicho país a México, herido el joven llega pidiendo auxilio a la casa de la tierna monja que por mas que intento resistirse no tubo otra opción que darle asilo en su vivienda donde descubrió que Fernando era el amor de su vida.
Al finalizar la invasión francesa en México Fernando tubo que huir de Durango con una triste despedida dejo a Beatriz con la promesa de regresar algún día, partió rumbo al puerto de Mazatlán pero en la antigua hacienda de tapias fue intersertado por un grupo de elementos del ejército mexicano quienes dieron fin a su vida.
Pasaron tres meses sin tener noticias de su amado, la confortaba la idea de que el no le escribía por que estaba próximo su regreso y todos los días todas las tardes y todas las noches Beatriz trepaba a lo alto de la catedral a hogar el horizonte esperando el retorno de Fernando.
Hasta que una mañana del mes de abril a las primeras luces del alba cuando el sacristán del templo abría la puerta mayor de la iglesia vio el cuerpo de una mujer tirado que con los brazos abiertos y sobre el suelo estaba muerta en el piso estampada en lo alto de la torre de donde contemplaba el horizonte.
Beatriz murió de la caída de mas de treinta metros de altura y desde entonces todas las noches se ve la silueta de una monja vestida de blanco en el campanario de la torre izquierda de la catedral de Durango, de rodillas contemplando el occidente implorando por el retorno de su amor.

{ 1 comment… read it below or add one }

frida cecilia sanchez hernandez octubre 31, 2012 a las 17:17

Necesito muchas leyenda y mitos para mañana y las de aqui me encantan.

Leave a Comment

LEYENDA ANTERIOR:

SIGUIENTE LEYENDA: