Leyendas de durango dgo

El confesionario que movió el diablo. Transcurría el siglo XVIII y un rico hombre vivía una vida de locura gastando dinero en vino y mujeres, pero con el tiempo su fortuna comenzó a terminarse, hasta el punto que el hombre quedo sin dinero y para continuar con sus vicios debía robar.
Un día cansado de robar y queriendo seguir con sus vicios, decidió hacer un trato con el diablo, y así sucedió, el diablo le otorgo poderes para que pudiera conseguir todo el vino y mujeres que deseaba. Durante años vivió continuando con sus vicios, hasta que se hizo viejo y ya no podía continuar. Arrepentido del pacto que había hecho fue a la iglesia a confesarse, pero en el momento que estaba a punto de confesarse, el confesionario se movió y arrojo aquel hombre contra la pared, Leyendas de durango dgoal hacerlo este se golpeó y cayó muerto. Desde entonces ese confesionario fue retirado de sus deberes y fue colocado en un pasillo de la iglesia donde sigue hasta hoy en día.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: