Leyendas de chiapas

Leyendas de chiapasLa señora de Ambulo. Hace mucho tiempo en la época colonial durante el transcurso del tiempo la señora de Ambulo vivía en la ciudad de Guatemala pero en ese entonces su hijo se habia enfermado gravemente y la señora de Ambulo se había enterado que en Chiapas habia un curandero indígena que podría sanar a su hijo, entonces ella decidió ir, tuvo que pasar por ciudad real que en la actualidad es San Cristóbal de las casas, durante el transcurso del tiempo la señora de Angulo se estableció en Chiapas y se dedico buscar al señor que podía sanar a su hijo. Después cuando lo encontró le dijo que bañaría a su hijo en las aguas de Jujuy durante 9 días y durante esos días su hijo sano, la señora de Angulo regreso a Guatemala, pero tiempo después Chiapas se vio afectado por la invasión de unas langostas que habían destruido las cosechas de trigo, maíz y fríjol, doña Maria de Ambulo se entero y en agradecimiento con sus sirvientes regreso nuevamente a Chiapas y llevo para los habitantes maíz, fríjol, trigo y muchas otras cosas mas que serviría para que Chiapas volviera a florecer, en agradecimiento a esto todas las personas decidieron hacerle una fiesta en honor a su hijo y cada año se celebra en la ciudad de Chiapas este evento tan importante en agradecimiento a la señora de Ambulo

La Leyenda del Perro y el CocodriloLa Leyenda del Perro y el Cocodrilo. Cuentan los antepasados que cuando salgan a la casería no lleves perros a la laguna o en las orillas de los ríos porque son enemigos de los cocodrilos también contaban los antepasados que el perro no tenia lengua y el cocodrilo si, el perro se acerco ala orilla de la laguna para platicar con el cocodrilo y le dice “tu que te alimentas de los animales prestame tu lengua yo se casar y si me la prestas yo te traigo animales para que puedas comer” el cocodrilo se quedo pensando y al otro día el perro le llevo carne y al ver esto el cocodrilo confió y le presto su lengua al perro y pasaron unos días y el perro le llevaba de comer al cocodrilo y siguieron pasando los días y el cocodrilo seguía prestándole la lengua, hasta que un día el perro se acostumbro de andar trayendo la lengua y ya no se la volvió a regresar nunca ni le llevaba comida, al ver esto el cocodrilo se molesto mucho y desde entonces se cuenta que cuando un cocodrilo ve a un perro cerca del río o de la laguna se lo come.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: