Leyendas de campeche

by Cuentista on 14/11/2012

 

Leyendas de campecheLeyenda del Wáay. Significa brujo o espanto, cuentan los pobladores de la comunidades cercanas al municipio de hopelchen que en la sociedad maya existían brujos y chamanes que recurrían a la magia, rituales y conjuros para curar enfermedades y malas cosechas pero no todos los brujos recurrían a las buenas practicas ya que muchos de ellos gozaban cometiendo fechorías y asustando a la gente al grado que se les fue pudriendo el alma por hacer tanta maldad, estos brujos no satisfechos con su crueldad decidieron invocar al demonio para pedirle algo terrorífico algo que alteraría la tranquilidad de las comunidades mayas para toda la vida, aquellos brujos le ofrecieron su alma al demonio cambio de tener el poder sobre natural de convertirse por las noches en una criatura transformada por mitad animal y mitad hombre para sembrar terror entre los pobladores de las comunidades.
El brujo para conseguir su transformación realizaba un oscuro ritual de magia negra en el cual el sacrificio de un animal era lo mas esencial, el brujo sacrificaba el animal en el que deseaba transformarse a si al final del rito podía quedar convertido en un chivo mitad hombre mitad chivo, un mitad hombre mitad perro o un mitad hombre mitad toro.Todos los moradores de los poblados mayas al caer la media noche se retiraban a sus viviendas atrancaban las puertas y rezaban antes de dormir, Dios consuele el alma de aquellos pobladores que en la penumbra de la madrugada al toparse con algún waay consiguieron escapar de la muerte.
Si vas de visita a un poblado maya no vagues por las calles solitarias de la madrugada porque si un waay toro aparece a tus espaldas escucharas el andar de sus pesuñas acercándose hacia ti, percibirás el horror del infierno y al voltear veras su mirada ensangrentada que penetrara tu alma y tienes que huir o jamás volverás a ver el amanecer.

leyenda del huaykeken
Cuando el viento frio sopla en despoblado los mayas huyen de los caminos por temor a encontrarse con don Coba un viejo brujo que hace muchos años vivía en aquel pequeño poblado de Tenabo y que le gustaba asustar a la gente al pasearse convertido en un cerdo, pero fue casado con balas marcadas con una cruz y fue condenado a vagar en la selva convertido para siempre en un animal y su venganza sigue vigente hasta nuestros días. Algunos dicen que se lleva a los borrachos a los vagos y mal vivientes otros dicen que las mujeres son sus victimas favoritas, la leyenda del huaykeken fue cambiando con el paso de los años y a hora nadie sabe con certeza si es el viejo don Coba o es un animal demoníaco al que ahora ronda por los caminos de Tenabo.
Don Coba convertido en un cerdo busca su alimento en los alrededores del pueblo en los caminos solitarios, pero no busca el maíz tierno ni las hojas de la mazorca el huaykeken prefiere la carne humana y beber la sangre de sus presas, son pocos los que han sobrevivido a su encuentro y se atreven a contar pero forzados porque prefieren evitar el tema. El viento frío siempre acompaña al huaykeken es la señal de que se acerca y es también la señal para dejar libre el camino y refugiarse en sus casas y esperar a que las ramas de sus árboles vuelvan a estar tranquilas, hay quienes dicen que el viento es la forma incorporada de don Coba para recorrer los caminos y tomar desprevenidos a los mayas, mientras otros creen que el huaykeken es el viento mismo, pero son pocos los valientes que se atreven averiguar, la mayoría prefiere refugiarse en sus viviendas y esperar que el huaykeken se aleje, cuenta la leyenda que el brujo Coba seguirá recorriendo el pueblo de Tenabo hasta vengarse de la descendencia del grupo de hombres que hace varios años le dispararon con balas benditas y los apellidos que retaron al huaykeken se mantienen en el mas guardado de los secretos esperando que un día de estos ejecute su venganza.

Leave a Comment

LEYENDA ANTERIOR:

SIGUIENTE LEYENDA: