Leyendas de amor mexicanas

La última cita. En la ciudad de Durango había una joven mujer llamada Leonor y un joven llamado Felipe quienes estaban muy enamorados y eran novios, Felipe siempre iba caminando silbando el pajarillo barranqueño y Leonor siempre salía a verlo desde la ventana. Un día su padre le advirtió a Leonor que no podía ver más a Felipe entonces ellos terminaron su relación de novios pero Felipe le susurro una promesa, se aproximaban los días de la revolución mexicana y él se enlisto en la bola convirtiéndose en general por sus grandes aptitudes.
Mientras el padre de Leonor caso a su hija con un señor Don Cayetano y tuvo dos hijos, uno llamado Felipe (como su primer amor) y otra llamada Leonor (como su madre), pasaron 4 años cuando Felipe volvió se dio cuenta de ella estaba casada y ya tenía hijos, ella se los presento y después Felipe se fue. Un par de noches después Leyendas de amor mexicanasLeonor se enfermó gravemente no podía moverse de su cama hasta que escucho nuevamente el silbido del pajarillo barranqueño ella se levantó de su cama y se dirigió hacia la ventana dijo unas palabras que no se entendieron y callo muerta. Se dice que Felipe murió en batalla en 1914 y fue a cumplir su promesa en 1918 a visitarla en su última cita.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: