Leyendas cortas de amor

Leyendas cortas de amorTriunfo de amor: A finales del siglo pasado existió una pareja, que gracias a todas las victorias que había ganado el caballero podían sobrevivir sin pasar penas. La chica se enamoró del caballero, lógicamente atraído principalmente por su dinero, la chica era de clase media, era trabajadora de campo.
Cuando los padres de la chica se enteraron de que su hija tenía un noviazgo con el caballero lo primero que hicieron fue prohibirle que saliera con él, pero es que contra el amor es difícil luchar, ya que los sentimientos a veces son más fuertes que todo.
Los padres no sabían qué hacer para frenarla, tan solo tiraron de casta y la dejaron encerrada en casa, el caballero muchas veces iba a visitarla, pero sus padres no le dejaban entrar, al final inventaron una señal para que la chica pudiera saber que el caballero había ido a visitarla. En la parte de atrás, en la pared escribía la fecha y la hora, la chica al verlo cada día se volvía más locamente enamorada de él. La presión de sus padres y la locura que llevaba encima hicieron que acabara muriendo presa de un amor sin control.

 

Leyendas cortas de amorEl niño y el cielo. Hace tiempo, cuenta una leyenda judía, unos 40 días antes de nacer, cada niño elige una pareja en el cielo, para que luego las 2 almas que se encargan de crear el firmamento distribuyan a cada niño una niña y así sucesivamente.
Luego los ángeles voltean por la tierra, y afirman que ningún niño será impedido ni tendrá ningún obstáculo para encontrar el amor infinito en la tierra, tanto vivo como muerto.
Hay una muy buena razón para que todos los ángeles sean los encargados de elegirle al niño una niña con la que compartir su vida, que viene a ser lo mismo que Dios cuando se encarga de crear al hombre, dándole 2 piernas, 2 brazos, un cuerpo, cara, ojos y demás elementos del cuerpo humano, para que luego puedan complementarse los unos con los otros.
Cada uno de nosotros tenemos una persona en algún lugar del mundo, que a pesar de la distancia está hecho para nosotros, es alguien hecho a nuestra medida, y nosotros también lo estamos para esa persona, por lo que si no encuentras a alguien no te preocupes, tarde o temprano aparecerá, puesto que Dios siempre tiene una persona para nosotros, sea tarde o pronto, aparecerá.
A muchos les cuesta más encontrarlo, pero nunca hay que perder la esperanza, la historia del niño es el fiel reflejo de la realidad.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: