Leyenda del burro de orejas mochas

La leyenda del burro de orejas mochas. Cuenta la leyenda del burro de orejas mochas que por la región tlaltempense ocurrió una vez un hecho sobrenatural que marcó a aquellas tierras. Dicen que un día un hombre mayor estaba caminando por un camino de tierra solitario, cuando de pronto se encontró de frente a un burro, cargado con un gran bulto y dos apetitosos cerdos, al hombre esto no le pareció raro, pero al cabo de unos momentos pudo verlo más en detalle y entonces reaccionó agarrando al burro a bastonazos, lo golpeo duro hasta que el burro comenzó a hablar diciendo “No me pegues más, soy tu compadre, guárdame el secreto y te regalo un cerdo”, el hombre no escuchó al animal y continuó golpeándolo hasta que pronto comenzó a correr hasta desaparecer en los arboles cercanos. Luego el hombre se dirigió hasta las autoridades locales para hacer la denuncia, en un principio lo tomaron por loco, pero luego el hombre explicó que lo que había visto era un Nahual, lo reconoció por que el animal tenia las orejas mochas, defecto típico de estos brujos cuando tienen la forma de un animal, lo peor es que este Nahual era su amigo de toda la vida, las autoridades se dirigieron entonces hacia la casa de este hombre pero ya no estaba ni él, ni su casa y nunca más se lo volvió a ver, desde entonces la zona es conocida por la abundancia de Nahuales que hay en esas tierras.