Leyenda de tanabata

Es una leyenda de amor turbulenta que tiene que sobrevivir a la oposición de los dioses, cuenta que el rey del cielo un día tuvo una hija, la cual se llamó Orihime, ella creció y comenzó a tejer vestimentas para su padre, pues era muy feliz trabajando en el telar, pero un día al dirigirse hacia su trabajo se encontró en el camino a un apuesto pastor de bueyes del que se enamoró inmediatamente, el amor fue correspondido y los jóvenes amantes pronto no pudieron esconder su amor, entonces al percatarse de esto el dios del cielo decidió casarlos. El matrimonio comenzó lleno de amor, pero pronto Orihime dejó abandonado el telar y el joven pastor abandono a sus bueyes para mantenerse cerca de su amada, al principio el rey lo permitió muy a su pesar, pero luego se dio cuenta de que esta relación estaba haciéndoles mal a los jóvenes que dejaron completamente olvidadas sus obligaciones, así que decidió separarlos y los convirtió en estrellas. El rey del cielo decidió que este castigo de separación eterna era demasiado cruel, entonces les permitió verse una noche al año, la séptima noche del séptimo mes, allí se creaba un puente sobre el rio celestial por el cual podrían encontrarse los enamorados, pero si esta noche llovía, entonces el rio crecía y los amantes no podían encontrarse, por eso cuando llueve en esta noche tan particular se le llama lluvia de las lágrimas a esa precipitación.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: