Leyenda de la novia de Culiacan

La leyenda de la novia de Culiacán ocurrió no hace mucho tiempo y todavía hay vestigios de los hechos en la comunidad en la que se vivió. La novia de Culiacán se llamaba Guadalupe Leyva Flores, la llamaban “Lupita”, corría el año 1950 aunque algunos aseguran que fue en 1948. Ella estaba a punto de casarse con el amor de su vida, un joven llamado Jesús. El día de la boda finalmente llego y ella llego primero que el novio a la catedral vestida con un hermoso traje de novia, luego llego el turno del novio, quien llego demorado, pero de todos modos los concurrentes lo celebraron con gritos y jubilo, pero algo terrible iba a suceder, Ernesto, amigo de toda la vida de Lupita loco de celos por un amor secreto que guardó durante años, sacó una pistola y disparo en la cabeza del novio y luego el se dispa..  Leyenda de la novia de Culiacan Desde ese día lupita quedo en silencio y hasta el día de su muerte por la década de 1980 siguió concurriendo todos los domingos a la catedral, con el mismo vestido de novia, esperando encontrarse allí al novio muerto.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: