Leyenda corta de honduras

Allá por san Lorenzo se fue corriendo la voz de que por las noches aparecía una lechuza que bajaba del campanario de la iglesia, se iba volando en busca de niños recién nacidos para dejarlos sin leche y sin sangre, se decía que aquella lechuza se iba para varios lugares, los viejos comentaban muchas historias acerca de esas lechuzas, cuentan que abren las tejas de los techos de las casas con sus alas, y cuando el niño esta pegado al pecho de su madre, esperan a que se duerma la madre, dicen que la única manera de apartar las lechuzas es poniendo ajos alrededor de la cama, ya que las lechuzas no soportan ese olor.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: