Las leyendas mexicanas

Hace mucho tiempo en el año 1930 aproximadamente existían rumores de una joven mujer esbelta que caminaba durante altas horas de la noche en calles bastante solitarias, un trabajador llamado José María a quien se le refiere como Don José María iba caminando rumbo a su casa alrededor de las 11 de la noche cuando de pronto logro apreciar una figura de una mujer que por su cuerpo y caminado logro cautivar a este hombre que al parecer comenzó a seguirla por curiosidad pensó: “si así tiene su cuerpo entonces su rostro debe ser hermoso, quisiera que fuera mi novia” y así fue como decidió seguirla pero parecía nunca alcanzarla por más que aceleraba el paso, así continuo durante varias cuadras hasta que la alcanzo y le vio el rostro sintió un impacto que lo dejo desmayado en la calle, cuando Don José María se despertó y recordó lo que sucedió la noche anterior quedo sorprendido del miedo que sintió al ver que el rostro de esa mujer no tenía ojos, nariz, ni mejillas… era una calavera a quien había visto caminar esa noche.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: