La leyenda de la zona de descanso

La leyenda de la zona de descansoTodo comenzó una mañana fría, las azafatas de ese vuelo decidieron dar mantas a todos los tripulantes del avión, una de ellas fue hasta la cabina principal donde estaban los pilotos para informarles de que la cámara de descanso estaba lista. Una vez terminó de comprobar que el aparato seguía su rumbo correctamente, el piloto entró en su zona de descanso, una zona muy oscura. Al apoyar la mano en una de las literas el piloto notó un bulto extraño, sacó una linterna de su bolsillo y alumbró hacia la cama, vio como una niña de pocos años dormía sobre la cama, el piloto muy caballerosamente la tapó con la manta y salió de la habitación.
El piloto emprendió su búsqueda de la azafata, para que le prepararan un nuevo lugar de descanso, al contarle todo lo que había visto, la azafata le dijo que en ese vuelo no había ningún sitio, además le dijo –Ve a esa pareja de allí? El piloto respondió; -Sí, qué pasa? Y le contestó, pues van al entierro de su hija, ella va en un ataúd, justo con todas las mercancías que lleva el avión.
El piloto, después de verse un tanto pálido empezó a correr, dirigiéndose a la cámara de descanso, aunque esa vez ya no había nada, el piloto no podía creérselo, fue al baño para mojarse la cara y despejarse, y a lo que entró vio como en el espejo estaba escrito; Gracias por arroparme.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: