La barranca del chamuco

En la carretera de Uruapan hacia Apatzingán hay muchos accidentes, ya que dicen que se escuchan unas macabras risas de la barranca, los autos que pasan y las llegan a escuchar con tal de irse rápido aceleran a fondo por el susto que se llevan.
Se dice también que el demonio habita en el fondo de todo el barranco y que San Pedro vigila que no salga de ahí, y supuestamente así evitar que dañe a más personas. Esto pasó por una guerra cerca de la barranca por eso la llamaron “LA BARRANCA DEL DIABLO.
Fue la lucha del bien y el mal, por así decirlo pues San Pedro quiso hacerle entender que no está bien hacer tantas maldades a la gente inocente. El chamuco busca la manera de salir de allá abajo y cuando se enoja lanza llamaradas y por eso el calor en ocasiones es insoportable y en ocasiones hace que os carros se calienten por lo fuerte que es su aliento.
Dice la gente que lo ha visto que las llamaradas que salen hacen que parezca la cara del chamuco y más tenebroso de noche. Se cuenta que el hizo un juramento con San Pedro de que soplaría y que hasta donde alcanzara su aliento todo ese espacio lo secaría totalmente.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: