Historias de fantasmas

El pasajero. C, con aparente escenario de muchas historias de terror, tenía miedo no podía negarlo, pero no lo expresaba, de pronto un joven le hizo la parada, Damian dudo al principio, pero después pensó que un poco de compañía no caía mal.
Fueron platicando por todo el camino, hasta que salieron de ese lugar horroroso, de repente le dice el muchacho, “su hijo está saltando en el sillón”, Damian se quedó desconcertado pues no tenía hijos, cuando voltea a ver al sillón de atrás, observa a una pequeña criatura, que apoyaba la cara en la ventanilla, lo veía con la mirada fija mientras sonreía malignamente.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: