El Coquena

El CoquenaEste hombre era muy pobre tanto que una madrugada ya no le quedaba nada para comer, salio a cazar caminando horas por los cerros siempre subiendo muy cerca de la nieve, cazo un guanaco y con el animal sobre los hombros empezó a bajar el cerro, se sentó a descansar quedando dormido, de repente escucho que alguien silbaba cerca, se despertó y vio que era el Coquena con un sombrero aludo, sobre la cara tenía un poncho de vicuña y en los pies hojotas de duende, le grito porque has matado un guanaco no sabe acaso que los guanacos, las llamas y las vicuñas son mis protegidos, el hombre respondió disculpe es que no tenemos para comer, Coquena le dijo que si era por nesecidad estaba bien y como usted es hombre sencillo le dejo este presente para que ya no precise mas estar casando, el hombre miro y vio un cofre repleto de monedas de oro se restregó los ojos se pellizco pero no estaba soñando, alzo la vista pero el coquena ya no estaba, se dio cuenta que una tropilla de vicuñas corría por el cerro. Su familia ya no volvió a ser pobre, compraron ropa haciendas, semillas y herramientas, pero el hombre tenía un hermano rico que cuando se entero de la noticia le dieron ganas de visitarlo, el hermano rico quiso saber como había cambiado la suerte de su hermano. Al escuchar la historia se vistió de pobre y se fue al el cerro, hizo todo tal cual lo había hecho su hermano, cuando el coquena lo despertó el le mintió descaradamente, el coquena le dijo al hombre que se sacara el sombrero para ayudarlo y le puso dos claveles, le dijo que fuera a su casa y que ahí viera lo que le había dado, pero la sorpresa del hombre ansioso fue que le habían salido dos cuernos que nunca mas se pudo quitar.