El armario

Caminaba con dirección a cedros el señor miguel Osorto, de repente se sentó a descansar un momento, rato después se levanto y siguió su camino hacia cedros, eran mas con menos las tres de la tarde cuando llego a la casa de sus familiares que lo recibieron con un gran gusto.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: